Chakras

 

 

La palabra chakra proviene del sánscrito y significa rueda. Los chakras son centros de energía sutiles que se extienden en forma de remolinos o energías dinámicas que están en constante vibración. En el estudio y enseñanza de Kundalini Yoga, nos enfocamos en los ocho chakras principales.

Pese a que los chakras no se sitúen a nivel físico, siete de ellos están en estrecha relación con partes de nuestro cuerpo físico, con áreas del sistema glandular o con plexos nerviosos, y todos excepto los chakras séptimo y octavo están localizados en el canal central de energía que discurre a través de la espina dorsal (Sushmana). El octavo corresponde al aura o campo magnético del cuerpo humano.

Los tres primeros chakras conforman el Triángulo Inferior. Éstos se enfocan en la eliminación y en la reducción y se equilibran con los chakras quinto, sexto y séptimo (Triángulo Superior), los cuales acumulan, crean y refinan. El cuarto chakra, el chakra corazón, es el punto de equilibrio entre ellos.

Ningún chakra es autónomo por sí mismo, todos forman un conjunto de energía vibratoria que nos ayuda a revitalizar el flujo energético (y con ello el cuerpo, la mente y el alma). El Prana, la energía vital que nos rodea, potencia y equilibra los chakras al limpiar los bloqueos que existen en el flujo libre y natural de energía a través de ellos.

Los chakras afectan a nuestras percepciones, sentimientos y decisiones. Afectan al flujo y tipos de pensamientos que tenemos y a las energías que podemos reunir para realizar y manifestar nuestros pensamientos. Abrir y equilibrar los chakras despierta los sentidos y los integra en una red receptiva que puede relacionarse con el gran campo de energía original del cual venimos y al cual regresamos.

 

¡Kundalini Yoga facilita esta limpieza, equilibrio y maximización del funcionamiento del cuerpo, la mente y el alma!

Te invitamos a ver este precioso documental sobre los chakras.

Y si quieres equilibrar un chakra a través de la utilización de un mantra concreto, no te pierdas este interesante artículo de Ramdesh Kaur.